Tomates Asados

Los tomates asados son un ingrediente sumamente versátil, que se puede preparar sin ponerle demasiada atención, ya que es un proceso lento. Tan lento como fácil.

Hay un peligro, eso sí, y es el peligro de la saturación. No sé si recuerdas alguna de las varias veces que los tomates secos se han puesto de moda, y ese sabor dulce llega a saturar?

Todo con mesura.

Tomate asado al horno

El proceso de asar tomates es sumamente simple y se presta para una serie de variantes de aceites, aliños y tiempos.

Veamos una base.

Los Tomates y otros Ingredientes

Sólo necesitamos los siguientes ingredientes.

  • Tomates partidos por la mitad siguiendo la línea del Ecuador
  • Aceite de oliva
  • Ajo picado
  • Hierbas secas (orégano, tomillo, albahaca, etc.)
  • Un poco de sal, si se desea
  • Pimienta o ají molido si se desea.

Procedimiento

El procedimiento es muy simple. Partimos los tomates, los disponemos en una lata de horno con la parte cortada hacia arriba, espolvoreamos sal, ajo, hierbas, especias según nuestro criterio o creatividad nos lo dicte, y vamos horneando en tandas de una hora a 120°C, hasta que los tomates queden de nuestro gusto.

La foto de abajo muestra tomates que tienen 4 horas de horneado.

Tomates Asados al horno

Dependiendo del uso, podemos darle más o menos tiempo.

Por ejemplo:

  • Para una salsa, con dos horas estamos bien.
  • Si estamos haciendo tomates secos, vamos a necesitar más tiempo: al menos seis horas, e incluso dentro de esta categoría, hay diversos grados de sequedad d ependiendo de para qué los vamos a querer.
  • Para una conserva en aceite, estos con 4 horas quedan perfectos.

Recordemos que mientras más tiempo, más dulces van a quedar. Quizá también quieras controlar eso. Es cosa de ir probando.

En este caso particular, el destino final fue una pizza. Quedó muy, pero muy bien, tanto así que no hubo ni fotografía.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/7 (0 votes cast)

Comentarios de la publicación

comentarios